viernes, 13 de agosto de 2010

Groserías


Un amigo mío me recomienda un art. de un espanol que está de viaje por el Este de Europa. Se lo agradezco, hago clic y... ya el título contiene dos groserías y fuertes... con eso, se me acaban las ganas de leer el artículo.

Una conocida mía igualmente espanola, hacía clases, hace años (hoy trabaja en su profesión, que es la economía) de espanol en una universidad. Me contó que ella, en las primeras clases, daba una lista de groserías a sus alumnos, para que las dijeran o incluso gritaran y así se "soltaran".

Sinceramente, algo así me choca y no comparto, de ninguna manera la opinión de que haya que decir garabatos o groserías para "soltarse" o "liberarse" o quizás qué más.

Pensar así es como pensar que hay que emborracharse para ser feliz.


2 comentarios:

Ljudmila dijo...

Totalmente de acuerdo. Un abrazo. Ljudmila

Marta Salazar dijo...

:)