jueves, 29 de septiembre de 2011

La fe, los monolitos, los mazos y otros temas

De nuestro amigo Cristián Ahumada en Twitter: "Cuando la fe se expone como un monolito deja de ser fe".

Yo diría que cuando la fe se lleva como un mazo para pegar a quien no piense como nosotros, es una monstruosidad". Se da, lamentablemente mucho en blogs espanoles... Ver A Dios rezando y con el mazo dando

martes, 27 de septiembre de 2011

Somos defensores de la vida

Artículo de mi amiga Jutta Burggraf y de un colega suyo, Enrique Sueiro. Publicado en Zenit en castellano, el 20.03.2010, con el título Ser y Parecer defensores de la vida.

El grado de coherencia entre lo retórico y lo real facilita un diagnóstico social determinante hoy. De ahí lo decisivo de conocer tanto la realidad como el lenguaje para comunicarla. Bien lubricado, este binomio identifica mejor dos estados tan próximos como deficientes en la opinión pública (ser sin parecer y parecer sin ser) y fomenta el ideal (ser y parecer). Además, un mayor saber permite sumarse a causas que generan unanimidad o apoyo casi total. Paradójicamente, al amparo de los mismos valores de la justicia y la vida, algunos defienden medidas, como la pena de muerte o la guerra, que otros rechazamos.

¿Cuántas formas de ver y vivir la vida? Tantas como personas. ¿Contrarios a la vida por principio? Difíciles de encontrar. ¿Defender la vida y, de hecho, atacarla? No. ¿Sólo defienden la vida quienes dicen hacerlo? Tampoco. ¿Mejorar sin cambios? Imposible.

Principios dinámicos. Un defensor de la vida en el siglo XXI, probablemente, encarna ciertas actitudes integradas con armonía. Entre otros muchos ejemplos, apoya la ampliación de derechos, sobre todo, de los más débiles. Se opone a todo lo que atenta contra la vida, como la guerra, la pena de muerte, la eutanasia, la violencia contra las mujeres, el terrorismo, el aborto y el hambre. Argumenta que el consenso social de prácticas aberrantes, como la esclavitud durante siglos, no atenúa su perversión. Defiende que cada uno es dueño de su cuerpo, pero no del que tiene al lado ni dentro. Propugna el respeto hacia los animales y condena las barbaridades cometidas contra ellos. Se implica en la defensa del medio ambiente. Aplaude a su Gobierno cuando consigue reducir las muertes por accidentes de tráfico. Recuerda a los fanáticos que no se puede obligar a nadie a hacer el bien, que "no hay pecador sin futuro ni santo sin pasado", que difícilmente cree en Dios quien desprecia la libertad. Escucha más que habla y comprende más que condena. Prefiere el "sí" al "no", el "y" al "pero", el "también" al "tampoco", el "premio" al "castigo", el "más" al "menos". El defensor ideal reconoce que también yerra y, precisamente por eso, si se equivoca, procura que sus errores sean nuevos.

Escucha comprensiva. Solemos hablar demasiado al tratar de atraer a los demás a nuestro modo de pensar, cuando deberían hablar primero ellos, que saben más que nosotros de sus problemas, luchas y sufrimientos. Es preciso crear un clima en el que puedan expresarse sin milimetrar sus palabras y mostrar sus debilidades sin temor a que se les censure. Paradigmático el caso de Mary, una adolescente desesperada que se había quedado embarazada y sufría fuertes presiones para abortar. Durante semanas buscó ayuda, sin saber a quién dirigirse. Al hablar con ella y preguntarle por qué no había acudido a una amiga que colaboraba fervorosamente en una asociación pro vida, respondió: "Imposible. No puedo hablar con ella sobre estos temas. Sería un escándalo para ella. Nuestra amistad acabaría". Cuando alguien se halla en las profundidades del dolor, ¿no es precisamente el amigo, la amiga, quien debe luchar por y con esa persona? "Sé solidario con los otros, sobre todo, cuando sean culpables", reza un proverbio francés. El comentario mordaz o cínico no ayuda, sino que hunde al otro todavía más en la miseria. En cambio, si nota un verdadero interés, una auténtica preocupación por su persona y situación, puede reaccionar favorablemente. La comprensión surte un efecto sanante.

Apertura mental. Ante la masificación y el anonimato de nuestra época, necesitamos lugares cálidos, espacios en los que sentirnos como en casa. Con amigos surge la confianza, la experiencia del hogar. Para muchos, la amistad es su hogar y su patria en medio de una tierra sin patria ni hogar. Cuánto enriquece tener amigos de otros partidos políticos, otras profesiones, religiones, nacionalidades y culturas. Ser y parecer abierto abre un mar sin orillas. Tratar y querer a la gente más variada amplía la mente y ensancha el corazón. Alguien así recibe mucho y entrega más. Es quien mejor puede orientar a los que parecen encontrarse sin salida.

Ciencia y libertad. Quien defiende la vida siempre quiere saber más, sin miedo, busca la verdad, se oxigena con la libertad propia y ajena. Apuesta por la ciencia, al tiempo que es consciente de realidades tan ciertas como indemostrables científicamente, como el cariño. La coacción puede evitar males (muerte de inocentes), pero es un medio inadecuado para conducir a alguien hacia el bien. Un cambio violento no suele ser profundo ni duradero. Lo ilustra la fábula del sol y el viento en su discusión acerca de cuál era más fuerte. El viento dijo: "¿Ves aquel chico envuelto en una capa? Te apuesto a que le haré quitar la capa antes que tú". Comenzó a soplar con enorme fuerza, hasta convertirse casi en ciclón. Cuanto más soplaba, más se envolvía el chico en su capa. Por fin, el viento cesó y se declaró vencido. Entonces salió el sol y sonrió al chico, quien, poco después, acalorado, se quitó la capa. La suavidad es más poderosa que la furia. El corazón supone una vía para llegar a la razón de otra persona. Si nos rechaza, no podemos hacer nada. Si percibe que la queremos de verdad, que es especial e importante para nosotros, y que le deseamos ser plenamente feliz, entonces surge la posibilidad de una relación amistosa, en la que cada uno escucha al otro y todos aprenden mutuamente.

Motivar y decepcionar puede conseguirse con lo que se dice, lo que se hace, lo que no se dice y lo que no se hace. Repetir frases trilladas suele minar la escucha. No deberíamos olvidar que las palabras y hasta los mejores ejemplos se desgastan con el uso excesivo. Los argumentos a favor de la vida, utilizados con frecuencia y en tantos contextos, pueden acabar desactivados. Necesitamos una fidelidad creativa a principios comunes, de manera que seamos y parezcamos defensores de la vida, de todas las vidas.

¿Por qué ha disminuido la violencia?

Después de La viloencia, vencida el autor, Steven Pinker, se refiera a las causas, da una explicación de la disminución de la violencia, que me parece bastante convincente (es bastante norteamericano, en todo caso). Cito:

¿Por qué ha disminuido la violencia de manera tan dramática durante tanto tiempo? ¿Es porque la violencia ha sido literalmente criado fuera de nosotros, dejándonos más pacífico por naturaleza?

Esto parece poco probable. La evolución tiene un límite de velocidad se mide en generaciones, y muchos de estos descensos se han desarrollado durante décadas o incluso años. Los niños siguen a patear, morder y golpear, los niños pequeños siguen desempeñando a la pelea, la gente de todas las edades siguen snipe y discuten, y la mayoría de ellos continúan albergando fantasías violentas y para disfrutar del entretenimiento violento.

Es más probable que la naturaleza humana siempre ha formado una inclinación hacia la violencia y las inclinaciones que contrarrestarlos, tales como auto-control, la empatía, la equidad y la razón-lo que Abraham Lincoln llamó "los mejores ángeles de nuestra naturaleza". La violencia ha disminuido debido a las circunstancias históricas han favorecido cada vez más nuestros mejores ángeles.

La más obvia de estas fuerzas ha sido la pacificación del estado, con su monopolio del uso legítimo de la fuerza. Un poder judicial desinteresada y la policía pueden calmar la tentación de atacar a la explotación, inhibir el impulso de venganza y evitar los sesgos de auto-servicio que hacen que todas las partes en una controversia creen que están en el lado de los ángeles.

Tenemos pruebas de los efectos de la pacificación del gobierno en la forma en que las tasas de homicidio se redujo después de la expansión y consolidación de los Estados en las sociedades tribales y en la Europa medieval. Y podemos ver la película a la inversa, cuando estalla la violencia en las zonas de la anarquía, como el salvaje oeste, los estados fallidos y en los barrios controlados por las mafias y las bandas callejeras, que no puede llamar al 911 o presentar una demanda para resolver sus conflictos, pero tienen que administrar su propia justicia en términos generales.

Otra fuerza de pacificación ha sido el comercio, un juego en el que todos pueden ganar. Como el progreso tecnológico permite el intercambio de bienes e ideas sobre distancias más largas y entre los grupos más grandes de los socios comerciales, otras personas se vuelven más valiosos vivos que muertos. Pasan de ser blanco de la demonización y deshumanización de los socios potenciales en el altruismo recíproco.

Por ejemplo, aunque la relación actual entre Estados Unidos y China está lejos de ser cálida, no es probable que declarar la guerra a ellos o viceversa. La moral a un lado, hacen mucho de nuestras cosas, y les debemos mucho dinero.

Un tercer conciliador ha sido el cosmopolitismo, la expansión de la población pequeños mundos parroquial través de la alfabetización, la movilidad, la educación, la ciencia, la historia del periodismo y los medios de comunicación. Estas formas de la realidad virtual puede hacer que la gente tome la perspectiva de las personas a diferencia de ellos y de ensanchar su círculo de compasión para abrazar.

Estas tecnologías también han impulsado la expansión de la racionalidad y la objetividad en los asuntos humanos. La gente ahora es menos probable que los privilegios de sus propios intereses por sobre los de los demás. Que reflexionar más sobre la forma de vivir y pensar en cómo podría ser mejor. La violencia es a menudo un nuevo marco de un problema a resolver y no como un concurso para ganar. Dedicamos cada vez más de nuestra capacidad intelectual para guiar a nuestros mejores ángeles. Probablemente no es coincidencia que la Revolución humanitaria se produce justo después de la Edad de la Razón y la Ilustración, que la Larga Paz y las revoluciones de los derechos coincidió con la aldea global electrónica.

Cualquiera que sea su causa, las consecuencias de la disminución histórica de la violencia son profundas. Así que mucho depende de si vemos nuestra era como una pesadilla de la delincuencia, el terrorismo, el genocidio y la guerra o como un período que, a la luz de los hechos históricos y estadísticos, es bendecido por los niveles sin precedentes de la convivencia pacífica.

Portadores de buenas noticias a menudo se aconseja a mantener la boca cerrada, para evitar que la gente se calma en la complacencia. Sin embargo, esta prescripción puede ser al revés. El descubrimiento de que menos personas son víctimas de la violencia pueden frustrar el cinismo entre los lectores de noticias de la compasión-fatigado que de lo contrario podría pensar que las partes peligrosas del mundo son los agujeros irremediable infierno. Y una mejor comprensión de lo que llevó a los números de abajo nos puede orientar hacia hacer las cosas que hacen que las personas en mejor situación en lugar de felicitarnos de cómo estamos moral.

Como uno se da cuenta de la disminución histórica de la violencia, el mundo comienza a ser diferente. El pasado parece menos inocente, el presente menos siniestro. Uno empieza a apreciar los pequeños regalos de la convivencia que hubiera parecido utópico a nuestros antepasados: la familia interracial jugando en el parque...

Para todas las tribulaciones en nuestra vida, para todos los problemas que quedan en el mundo, la disminución de la violencia es un logro que podemos saborear y un impulso para valorar las fuerzas de la civilización y la ilustración que lo hizo posible.

La violencia, vencida

El artículo del profesor de psicología de Harvard, Steven Pinker en el Wall Street Journal, twitteado por Evgeny Morozov (@evgenymorozov): Violence Vanquished


Cito: el mundo del pasado era mucho peor. La violencia ha ido en declive desde hace miles de años, y hoy podemos estar viviendo en la época más pacífica en la existencia de nuestra especie.

El descenso, sin duda, no ha sido fácil. No ha traído la violencia a cero, y no es garantía de continuidad. Pero se trata de un desarrollo histórico persistente, visible en las escalas de miles de años y años, a partir de las guerras o de los azotes de los niños.

...primero fue un proceso de pacificación: la transición de la anarquía de las sociedades de caza, recolección y horticultura en el que nuestra especie pasó la mayor parte de su historia evolutiva de las civilizaciones agrícolas en primer lugar, con las ciudades y los gobiernos, a partir de hace unos 5.000 años.

Durante siglos, los teóricos sociales como Hobbes y Rousseau especuló desde sus sillones de lo que era la vida en un "estado de naturaleza"... las tasas de violencia por parte de la proporción de esqueletos de antiguos sitios con golpeó en los cráneos, puntas de flecha incrustadas decapitaciones o en los huesos. Y etnógrafos pueda hacer el conteo de las causas de muerte en los pueblos tribales que recientemente han vivido fuera del control del Estado.

Estas investigaciones muestran que, en promedio, alrededor del 15% de las personas en épocas preestatales murieron de forma violenta, en comparación con el 3% de los ciudadanos de los primeros estados. La violencia tribal comúnmente desaparece cuando un estado o imperio impone un control sobre un territorio, dando lugar a los diversos "paxes" (Romana, Islamica, Británica, etc) que son familiares para los lectores de la historia...

La segunda caída de la violencia fue un proceso civilizatorio que es el mejor documentado en Europa. Los registros históricos muestran que entre la Baja Edad Media y el siglo 20, los países europeos vieron a 10 - a la disminución de 50 veces en sus tasas de homicidio...

Los historiadores atribuyen este descenso a la consolidación de un mosaico de territorios feudales en grandes reinos con una autoridad centralizada y una infraestructura de comercio. De justicia penal fue nacionalizada, y de suma cero saqueo dio paso a la suma positiva del comercio. La gente cada vez más controlado sus impulsos y tratado de cooperar con sus vecinos.

La tercera transición, a veces llamada la Revolución Humanitario, se quitó con la Ilustración. Los gobiernos y las iglesias había mantenido fin de castigar a los inconformes con la mutilación, la tortura y horrible de la ejecución, tales como la quema, rompiendo, destripamiento, el empalamiento y aserrado por la mitad. El siglo 18 vio la abolición generalizada de la tortura judicial, incluida la prohibición de la famosa "castigo cruel e inusual" en la octava enmienda de la Constitución de los EE.UU..

Al mismo tiempo, muchos países comenzaron a reducir gradualmente su lista de crímenes capitales de los cientos (incluida la caza furtiva, la sodomía, la brujería y la falsificación) a solo asesinato y traición. Y una ola creciente de países habían suprimido los deportes de sangre, duelos, caza de brujas, la persecución religiosa, el despotismo y la esclavitud absoluta...

La transición es el cuarto gran respiro de la guerra entre las principales que hemos visto desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Los historiadores a veces se refieren a ella como la Larga Paz...

hace siglos, las grandes potencias estaban casi siempre en guerra, y hasta hace muy poco, los países de Europa occidental tienden a iniciar dos o tres nuevas guerras cada año. El cliché de que el siglo 20 fue "el más violento de la historia" hace caso omiso de la segunda mitad del siglo (y puede incluso no ser cierto en la primera mitad, si se calcula las muertes violentas como proporción de la población mundial).

Aunque es tentador atribuir la Larga Paz a la disuasión nuclear, los Estados no nucleares desarrollados han dejado de luchar entre sí, así. Los politólogos punto en lugar de crecimiento de la democracia, el comercio y las organizaciones internacionales, todo lo cual, la evidencia estadística muestra, reducir la probabilidad de conflicto. También la valoración de crédito el aumento de la vida humana sobre la grandeza nacional, una lección duramente ganada de dos guerras mundiales.

La quinta tendencia, que yo llamo la nueva paz, implica la guerra en el mundo en su conjunto, incluyendo a las naciones en desarrollo. Desde 1946, varias organizaciones han seguido el número de conflictos armados y su costo humano en todo el mundo. La mala noticia es que durante varias décadas, la disminución de las guerras interestatales fue acompañado por una protuberancia de las guerras civiles, como los países de reciente independencia fueron liderados por gobiernos ineptos, cuestionada por grupos insurgentes y armados por las superpotencias guerra fría...

La causa más inmediata de esta Nueva Paz fue la caída del comunismo, que puso fin a la guerras de poder en el mundo en desarrollo, alimentada por las superpotencias y desacreditada ideología genocida que había justificado el sacrificio de un gran número de huevos para hacer una tortilla de utópico. Otro factor fue la expansión de las fuerzas de mantenimiento de la paz internacional, que realmente mantener la paz no siempre, pero mucho más frecuentemente que cuando los adversarios se dejan de luchar hasta el final...

lunes, 26 de septiembre de 2011

¿El mundo está mejor o peor?

Pienso que el tango (♪ ♫ ♪ ♫ el mundo es y será una porquería ♪♪ ♫♪) no tiene razón, la razón la tiene Andy Oppenheimer ¿El mundo está mejor o peor? Ojo, son dos páginas.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Sobre el aborto terapéutico

Con el título Aborto: la gran paradoja, el Mercurio publicó ayer una carta de la Dra. Gloria Valdés Stromilli, miembro de Número de la Academia Chilena de Medicina. La Dra. Valdés me autorizó expresamente a publicarla en mis blogs y a difundirla, lo hago aquí con mucho gusto y agradeciéndole su gentileza y defensa de la vida humana. Pienso en un παράδοξον

Señor Director:

Cuesta en el momento actual entender que se haya repuesto en el Parlamento la discusión de la Ley de Aborto Terapéutico, para apoyar la interrupción de embarazo que potencialmente puede poner en riesgo la vida de la madre.

Cuando el dolor y los esfuerzos que se realizan para recuperar los cuerpos de las 21 víctimas del accidente de Juan Fernández reafirman el valor de cada vida humana.

Cuando el progreso tecnológico permite distinguir que a las tres y media semanas después de la concepción el embrión se diferencia claramente de los tejidos maternos, y que 11 semanas y media después posee un sistema nervioso, y es capaz de reaccionar a estímulos. Cuando este mismo progreso está permitiendo tratar in utero condiciones que ponen en riesgo la vida fetal, o reconocer anomalías incompatibles con la vida como anencefalia (4.5 en 10 mil nacidos vivos) o agenesia renal (2.3 en 10 mil nacidos vivos), con el fin de que los padres puedan prepararse para abreviar el embarazo y darle al niño la posibilidad de morir en sus brazos.

Cuando el sistema de salud ha desarrollado el Plan de Garantías Explícitas, una estrategia para cubrir en forma completa las enfermedades más prevalentes como cardiopatías congénitas, para detectar y manejar precozmente el cáncer de cuello uterino (que afectaría a un caso en 2.200 embarazos), y para prevenir el deterioro de la función renal, condiciones que podrían afectarse con el embarazo, y que durante este requieren vigilancia multidisciplinaria y tratamientos de excepción.

Cuando las posibilidades de anticoncepción no abortiva son múltiples y permiten prevenir el embarazo en mujeres con diagnóstico previo de enfermedades que pueden exacerbarse, o poner en riesgo al embarazo. Cuando tenemos la posibilidad de manejar exitosamente al niño que nace prematuramente para adelantar en la madre un tratamiento contraindicado durante el embarazo. Cuando un gran número de parejas infértiles, y los especialistas que los tratan, realizan inmensos esfuerzos para lograr un embarazo.

Hay que reconocer que existen condiciones, como la enfermedad de Marfán (que afecta a 1 de 10 mil a 20 mil individuos), y enfermedades inmunológicas del tejido conectivo que acarrean alto riesgo a la madre, pero estas patologías tienen una expresión clínica evidente. Tenemos experiencia nacional que la hipertensión pulmonar, una condición que se señala como de alto riesgo para la madre, puede ser manejada en forma multidisciplinaria, sin perjuicio de la salud de la madre o de su hijo. También con la factibilidad de manejar el embarazo en mujeres sometidas a diálisis. Queda el embarazo producto de una violación, pero frente a la mayor agresión física y emocional que un hombre puede cometer contra una mujer, tenemos como sociedad que encontrar una forma de prevenirla, se acompañe o no de embarazo.

Ojalá la discusión de este proyecto de ley no se limite a la discusión parlamentaria, sino que promueva un amplio análisis social. He tratado de dimensionar el problema para demostrar que esta ley estaría genuinamente legislando para excepciones, y potencialmente puede abrir la puerta a indicaciones con límites imprecisos como el compromiso psíquico materno.

Ante una tasa de natalidad en descenso y al envejecimiento de la población, definir quién puede nacer y quién representa un riesgo que no sólo afecta a las personas directamente involucrada, sino a la sociedad entera.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Ayer subió el DAX

Hoy me acordé de mi post No a las noticias positivas, ya que me impresiona que demasiados medios serios, sólo hacen de una noticia relativamente negativa, una noticia. Por ej., ayer subió el DAX en un 3% y esto, pese a la baja de calificación de la solvencia de Italia por parte de Standard & Poor's.

Por supuesto que no soy tan ingenua como para creer que toda alza del DAX es buena... No es así. Pero si ayer, el DAX hubiese bajado, estoy segura que habría sido anunciado por la prensa no alemana como una muestra más de "lo mal que está Europa".

El DAX no bajó ayer, sino que subió, pese a Italia y pese a que otro PIGS, Espana, ayer pagó más altos intereses -más aún- por sus bonos, simplemente porque la baja de ranking de Italia se veía venir, no sorprendió a nadie y porque la economía real muestra buenas cifras en el Norte de Europa.

Sería bueno un mayor equilibrio y una mayor seriedad a la hora de seleccionar las noticias que se entregan al público. Esto permitiría entender mejor el funcionamiento de la economía, se informaría mejor al público lector y los análisis serían más precisos y menos sensacionalistas.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Sobre los celos...

No sé Uds., pero, al menos yo, aprendo mucho de mis amigas y amigos. Recién, partiendo de la vieja película "Rebeca", llegamos al tema "celos". Una amiga escribió estas acertadísimas líneas, le doy las gracias y las copio aquí para que lleguen a más amigos ;)

Lo que pasa, segun mi opinion, es que los celos estan muy metidos en la idea romantica e irreal del amor. Es un sentimiento malo que hay que controlar. Los celos no arreglan nada, solo agravan problemas. Si un marido es infiel (por ejemplo) de que sirve tener celos? y si no es infiel, con mas razon aun, crean malestares y heridas dificiles de curar. Los celos no tienen nada de positivo entre marido y mujer, entre hermanos, amigos, colegas ... seran un sentimiento humano pero de los malos. Y con esto no quiero decir que yo nunca haya estado celosa! Todo lo contrario, lamentablemente. No es algo de lo que este orgullosa... y espero poder controlarme (o controlar los celos) cuando me vuelvan a "atacar"...

Bien muy bien, con gran naturalidad, buen humor, sencillez y espíritu de autocrítica, mi amiga expresa una gran verdad :)

lunes, 5 de septiembre de 2011

No a las noticias positivas


Muchas veces se escucha una cierta opinión en el sentido que deberíamos sólo escuchar o transmitir "buenas noticias", únicamente "noticias positivas", "que no hagan mal a la salud". Incluso, hace un par de años, supimos de un proyecto de ley en Rumania que prohibía a los medios de comunicación informar sobre un cierto porcentaje de malas noticias al día y exigía un alto porcentaje de noticias positivas.

Pienso que plantear algo así es totalmente ingenuo y contraproductivo. Las noticias positivas no existen porque al/la receptor/a se le ocurra que, de ahora en adelante todo será color de rosa. Sería como acabar con los centros de metereología que pronostiquen mal tiempo y se creen nuevas instituciones que únicamente nos aseguren que tendremos buen tiempo. O, como hoy en Europa, prohibir las agencias de rating y crear una agencia europea que sea la única permitida y califique sólo con AAA... Sí, la línea de pensamiento es la misma.

No, el optimismo nace de reconocer la realidad tal como es y de ser ser capaces de comunicar malas noticias sin acritud. Estarán de acuerdo conmigo en que hay algunos medios (en algún país son especialistas en esto) que son capaces de comunicar la mejor de las noticias agriamente. La esperanza y el optimismo no nace de cerrar los ojos y no querer ver la realidad, ni hablar de ella. No es ocultar lo que ocurre. Los optimistas no vivimos en mundos artificiales de Bilz y Pap, vivimos en el mundo real, por eso, somos realistas.

Me temo que, verdaderamente, la actitud de quienes ilusamente piden dar sólo "buenas noticias" demuestre que ellos son especialmente pesimistas, ya que piensan que el porcentaje de bien en el mundo es tan poco que hay que subsidiarlo.

Mi amigo Crispulo Marmolejo, a propósito de lo que hemos vivido en Chile el fin de semana (accidente aéreo en la Isla Juan Fernández, en que murieron 21 compatriotas), escribe en Facebook (y por ahí va lo que yo digo en este post):


Una vez mas hemos sido puestos en situacion de buscar y encontrar un sentido sobrenatural al dolor y las dificultades. No hay que tener miedo a hacerlo. No nos debilita ni nos hace menos racionales: nos ayuda a comprender la sencillez de la vida.