domingo, 15 de agosto de 2010

No tome pastillas, mejor hable y reflexione


La verdad es que quería comentar un punto del que hablamos en el post de mi querida amiga Alemamá Que no le pase: ¡Aléjese de Farmacias Ahumada! es algo que vengo diciendo hace muchísimo tiempo y todos quienes me conocen personalmente, podrán corroborarlo.

En el foro, escribo: "no!!! mejor psicoterapia (hablar) que tomar estas cosas!
un poco de ansiedad no está mal!
sé que en los países hispanos recetan demasiado estos 'medicamentos', pero, de todo corazón, te aconsejo NO tomarlos!
un abrazo!"

Alemamá me responde: "Un poco de ansiedad, Marta, la tenemos todos y es sano. Mantiene los instintos despiertos para sobrevivir, pero cuando sientes que te mueres inminentemente cada vez que sueñas, ya la cosa pasa a otro nivel y hay que tratarlo con todas las armas a nuestro alcance. Los ansiolíticos bien administrados es una ayuda oportuna en casos como el mío. Hablar también, pero mientras me rompo una costilla y me vuelo los dientes, hay que hacer algo ¡y YA!
Gracias por tu interés. Gracias por tu interés."

Las negritas son mías. Yo creo que, desde un punto de vista de la razón, es evidente que nadie se muere en un sueño (mejor no pensar en lo que pasa en Inception ;) Que pueda ser desagradable soñar, es comprensible; todos conocemos lo que llamamos pesadillas. Nightmare, que en los EEUU, ha dadon lugar a tantas excelentes películas.

Sin dármelas de psicóloga (soy abogado), aplicaría un poco de psicología profunda y trataría de indagar de dónde vienen estos sueños. Tal vez de un malestar físico (cuando no puedo respirar por la sinusitis, durante el invierno, a veces también sueño que estoy a punto de ahogarme; dormir con un paquete de pañuelos desechables no es mala idea ;)

Cuando he hecho mucho deporte justo antes de dormir, tengo los sueños más extraños: saltar y caer al vacío o ir por la calle y tropezarse... yo creo que todo esto es normal.

Cuando se ha muerto alguien en tu familia o entre tus conocidos o te has visto confrontada con la muerte, el sufrimiendo y la destrucción, como después de un terremoto (Alemamá es chilena) es como bien lógico que sueñes con muerte y destrucción. Tu in- o subconsciente (no sé cómo se dice en castellano) sigue trabajando, también cuando duermes y resuelve problemas (en mi caso, resuelve problemas, elabora teorías e incluso encuentra objetos que había perdido :).

Puede ser -psicología profunda- que sean recuerdos de tu infancia, que te hacen sufrir; puede ser que sea el miedo a la muerte -cada día de nuestra vida, nos acerca a nuestro fin- o a la enfermedad, a una operación, a un examen. Puede ser que tengas compasión (empatía) con otra persona de tu familia o amigos que esté sufriendo...

Pueden ser muchas las causas, que sería ideal conversar con el psiquiatra, quien lamentablemente, muchas veces, prefiere sólo darte pastillas. Es cierto, muchas veces -yo tengo un amigo que se quiere suicidar y lo tienen sedado para que no lo haga- es necesario; pero yo creo que, en la gran mayoría de las ocasiones, no lo es.

A veces, hay remedios muy sencillos, como lo que decían en mi casa: "no comas mucho en la noche, porque vas a dormir mal". Lo de dormir mal se expresa en tener pesadillas.

No hay que olvidar además que hay psicofármacos que te hacen tener aún más pesadillas. Hay incluso una sustancia -en este minuto olvidé el nombre y no tengo tiempo de buscarla- que prohibieron en Alemania, porque hacía dormir; pero provocaba pesadillas horribles.

En estos casos -aunque sé que la tendencia en los países latinos es otra: la de irse por el camino "fácil"- preferiría una psicoterapia, conversar sobre el tema, hablar, ir a fondo, comprender el por qué.

Les recuerdo una vez más, las advertencias de los psicoterapeutas alemanes: Los psicoterapeutas alemanes sobre las sustancias psicotrópicas . Y cito sus palabras:

"En suma, concluyen los psicoterapeutas que estas sustancias psicotrópicas apoyan la tendencia a no salir adelante por sus propios medios, a no mejorar la situación con fuerza propia, sino a entregarse (en el sentido de abandonarse en) a un medicamento".


1 comentario:

Ljudmila dijo...

Lamentablemente por aqui los psicofarmacos se venden y toman como si fuese un caramelo. Recuerdo haber tomado algo cuando murio mi mama -no para amortiguar el dolor sino porque no podia dormir - pero a los pocos dias desisti porque sencillamente estaba dejando de ser yo.